viernes, 13 de noviembre de 2015

Blogs del islam

Mahoma o Muhammad, como es conocido en el islam, nació hacia el 570 d.C. Hijo de 'Abd Allah y de Amina. Huérfano de padre desde muy niño, al morir su madre, cuando tenía seis años, fue a vivir con su abuelo el patriarca 'Abd al-Muttalib y más tarde con su tío Abu Talib. Desde los siete años fue pastor de ovejas y a los 24 entró al servicio de una viuda rica, Jadichá o Jadiyá, con la que después se casó. Mientras ella vivió fue su única mujer, después se casó con nueve mujeres. De Jadicha tuvo, además de Fátima, de quien proceden todos los Alidas, sus descendiente, otras tres hijas y dos varones
Buen conocedor del desierto, se convirtió en guía de caravanas que iban y venían a La Meca. 

El islam nace a comienzos del siglo VII d. C. en la península arábiga. Sus habitantes, los árabes, vivían en su mayoría agrupados en tribus y llevaban una vida nómada en el inmenso desierto. Algunos habitaban en ciudades construidas al lado de algún oasis.
Una de estas ciudades, La Meca, estaba edificada en una encrucijada de las rutas de caravanas. Esta situación daba más vida a la ciudad, que se convirtió en un próspero centro comercial. Tenía unos diez mil habitantes y era una ciudad-estado gobernada por un consejo hereditario de diez miembros pertenecientes a las grandes familias comerciales, entre ellas, la de Mahoma.

El 16 de julio 622 d.C. Mahoma huye a Medina. Es el año de la héjira (en árabe, "huida", emigración), marca el comienzo del calendario islámico y se toma como fecha de la fundación del islam. Mahoma encontró buena acogida en Medina, y finalmente tenido como profeta. En Medina formó una comunidad de creyentes que poco a poco fue creciendo hasta constituirse en una especie de Estado con Mahoma como jefe religioso, político y militar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada